Llega la última versión del estándar 802.11ac, el Wave 2.

Posted on Mar 8, 2016

Captura de pantalla 2016-03-08 a las 19.13.23Las tecnologías Wi-Fi avanzadas que incorporan los productos diseñados bajo este estándar hacen realidad todas las funcionalidades y el rendimiento que 802.11ac prometía, en términos de capacidad de transmisión, para operar en entornos de alta densidad de dispositivos, fiablidad, etc.

¿Ha llegado el momento de cambiar a estas nuevas plataformas? ¿Pueden los beneficios tecnológicos pueden transformarse en beneficios de negocio que permitan justificar la inversión? Esas son las preguntas más importantes que se hacen los responsables de TI

Creemos que el momento es ahora y que se puede defender un “business case” sólido en torno a esta inversión en base a cinco argumentos:

  1. Las necesidades de las empresas han cambiado. Lo relevante ahora es poder dar conectividad un gran número de usuarios, dispositivos y aplicaciones, muchos de los cuales utilizan voz en tiempo real o streaming de vídeo, y hacerlo con fiabilidad y seguridad. Wave 2 ofrece ya todo esto y a corto plazo no va a aparecer una nueva tecnología que la haga obsoleta.
  2. Los productos 802.11ac – Wave 2 son completamente compatibles con los anteriores Wave 1 (e incluso con 802.11n), y ofrecen un rendimiento mejorado con respecto a sus predecesores cuando operan en modo compatible con ellos, gracias a los avances en arquitectura de sistemas, implementación de productos, firmware, etc.
  3. Wave 2 permite mejorar la productividad del departamento de TI. Las mayores prestaciones de la red (más ancho de banda, capacidad para soportar aplicaciones de voz y vídeo, más fiabilidad) reducirá el número de incidencias relacionadas con la lentitud o el bajo rendimiento de la red.
  4. Cuanto más fiable y disponible sea la WLAN, más productivos serán los usuarios. Esa productividad depende de que el usuario de negocio pueda utilizar nuevas aplicaciones que necesita para su trabajo, que implican streaming multimedia, telefonía en tiempo real y comunicaciones similares.
  5. La red Wi-Fi es solo una parte más de la red. Los avances en tecnologías inalámbricas se producen en paralelo con otros avances en tecnología de red, y ambos avances producen sinergias de las que la red Wi-Fi se puede aprovechar: avances tecnológicos en plataformas de conmutación, en gestión de red (monitorización basada en contexto, alertas y alarmas, informes y auditoría, analísis de tráfico de aplicación, etc.), en seguridad, cloud y SDN…

    En conclusión, una pequeña inversión en esta nueva tecnología puede generar importantes beneficios en términos de menores costes de operación y mayor productividad.